Gente buena

Ayer que venía manejando de regreso del centro de la ciudad, a 500 metros de llegar a mi departamento, se me cerró un camión y me chocó todo el costado del carro.

A diario, por toda la ciudad ves accidentes. Unos más fuertes que otros, pero hay muchos choques.

A mí, no me había tocado en dos años aquí.

Hasta que ayer, en una calle de dos carriles, yo iba en el de la derecha. Cuando otro carril avanzó, marqué mi direccional y al ver que el camión de a un lado no se movió, me cambié de carril.

El camión no me vio. Aceleró y se me embarró en toda la puerta.

No nos pasó nada ni a mí ni a ellos.

A su camión tampoco, pero a mi carro sí. Quedó todo rayado y abollado de mi lado.

01

Nos estacionamos. Me bajé y se bajaron tres muchachos. Tenían máximo veinte años. Todos asustados.

El que iba manejando, no me quería ver a la cara. Otro no dejaba de pedirme perdón. Y el otro, decía que había sido mi culpa.

“¿Traen seguro?”, les pregunté. “No”, contestaron.

“¿A nombre de quién está el camión? ¿A qué se dedican? ¿A dónde iban?”

Venían de cargar el camión de frutas y verduras. Iban a la Central de Abastos a entregar todo. Y no se sabían ni el nombre del dueño del camión.

Su tarjeta de circulación estaba vencida y no se querían hacer responsables.

Pensé en marcarle a mi seguro y que ellos lo resolvieran todo.

Luego, pasó un policía de tránsito y pensé en pararlo.

Pero antes, les pedí que me pusieran a su jefe en el celular.

No traían saldo.

Le marqué yo y se los puse en el teléfono.

Ellos le explicaron todo lo que había pasado. Y a los cinco minutos el señor me devolvió la llamada.

Me pidió de favor que no lo hiciera todo más grande.

Que su negocio iba empezando. Que no tenían los papeles del camión en regla. Y que no quería meterse en un problema.

02

Me rogó que no le hablara a mi aseguradora. Que no involucrara a los tránsitos. Y que él iba a conseguir el dinero para pagarme la reparación del carro.

Me dijo su nombre. Me pasó sus teléfonos. Y me prometió que él personalmente me buscaría en la noche para darme el dinero.

Le tomé una foto a mi carro y hablé a cotizar la reparación.

El señor me dijo que no tenía tanto dinero, pero que por favor aceptara lo que me ofrecía.

Me juró que antes de que terminara el día, yo tendría el dinero conmigo.

¡Qué difícil!

Ni conocía al señor. Ni yo había tenido la culpa. Ni los tres muchachos podían responder.

Le pedí su licencia y su credencial de elector al que venía manejando, y tomé la tarjeta de circulación del camión.

Confié en el señor.

Después de pasar más de una hora negociando e intentando arreglarlo todo, llegué a mi departamento y empecé a escribir:

“Siempre pensaré que si haces bien, te va bien. Y hoy es un buen día para comprobarlo.

Además, sigo confiando en que somos más los buenos. Esperemos.”

Mandé el post del día.

Cené y le mandé mi ubicación por whatsapp al señor.

Me volvió a pedir que confiara en él. Y me dijo que a las 10 de la noche estaría en mi departamento.

Llegó.

Primero, muy apenado, me agradeció que lo hubiéramos resuelto entre nosotros.

Me dijo que no podía darme más dinero del que traía. Y me pidió que lo aceptara.

Platicamos unos cinco minutos. Me contó a qué se dedicaba y dónde vivía.

Me pagó. Le devolví los papeles del carro, las credenciales del muchacho y antes de irse me dijo:

“Gracias por creer en mi palabra. Así debería de ser. No debería de haber nada más importante que la palabra de uno. Y qué bueno que todavía haya gente buena como usted.”

Ya se arreglará lo del carro.

Por lo pronto, yo me quedé pensando lo mismo que él…

¡Qué bueno que todavía haya gente buena!

Como él, como tú y como todos los que estamos aquí.

Y sí, si haces bien, te va bien.

Hasta mañana desde Hermosillo,

SADW.

12 Comments

Add yours →

  1. Una verdad, lastima que personas y testimonios de buena fe son opacados por los problemas que se viven día a día. Aún así, gracias por compartir y fomentar buenos valores. Saludos y abrazo desde trc

    Le gusta a 1 persona

  2. Ya valió Dipp contra un DINA 🙊, tienes mucha razón en lo q dices si haces bien te va bien, siempre he pensado así hasta en lo más mínimo y lo llevo a diario como cuando le doy el paso al peatón y yo podía o tenía q seguir avanzando hasta le doy el paso a los automovilistas que no tienen la preferencia pero por adelantados quieren ganarle a uno el paso y se dan cuenta q uno va y se frenan y yo sin enojarme sonrío y les digo adelante, gracias a dios me responden con un saludo levantando la mano y como vivo en un lugar pequeño pasan de verme como alguien con posibilidades e indiferente a todo a alguien que la lleva tranquilo y sin meterse en problemas. Te aseguro que esos jóvenes aprendieron mucho y te los agradecerán algún día mínimo si les toca estar en tu lugar pensaran actuar como tu. Saludos SADW buenas noches

    Le gusta a 1 persona

  3. Te admiro mucho Sergio. Y qué bueno que estás bien.

    Le gusta a 1 persona

  4. Increíble lo que nos cuentas ahora Sergio! Muchos hubieran hecho todo lo contrario a lo que hiciste hermano y de verdad que es de grandes lo que hiciste. Aplaudo tu paciencia y tu calma ante lo ocurrido, pero lo mejor fue como confiaste en la palabra del señor, que con toda la humildad que puede tener un ser humano, se presentó en tu casa a pagar los daños COMO LOS HOMBRES! Mi abuela decía que la palabra es la moneda más valiosa del universo, ya que aunque no es tangible, la fuerza que imprime en el receptor es tan grande que ninguna moneda iguala su peso!

    A darle en Hermosillo que es otro paso más hacia el éxito. Abrazo y buena vibra, para que todo sea excelente.

    Le gusta a 1 persona

  5. De los posts que mandas diariamente, este en especial me llegó de una manera diferente. Y no puedo estar más de acuerdo contigo, todavía hay gente buena… Y me hace emocionarme aún más por tu próxima conferencia en Hermosillo en octubre, espero de todo corazón poder asistir. Saludos Sergio, miles de bendiciones te llegarán, aún más de las que ya tienes.

    Le gusta a 1 persona

  6. Que buena onda de tu parte por no aventarles a la policía ni nada de eso, si bien hay que tener cuidado con desconocidos, tuviste mucha suerte en encontrarte a alguien bueno, tienes toda la razón al decir que si hay gente buena aquí en el Distrito, saludos y abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  7. Así es mi estimado excelente historia. Por cierto, que andas haciendo en mi rancho? bienvenido!! recibe un saludo

    Le gusta a 1 persona

  8. Primero q bueno q no te paso nada pero que te revise un médico siempre. A mi paso exactamente lo mismo hace un mes pero no corrí con tu misma suerte yo le creí al señor y lo considere y nunca apareció ahora tengo una mielopatia por el latigazo en la cervical, por eso te digo lo del medico revisate y lo material ya lo repondras. Y que bueno que el señor encontró a alguien como tu. Que todo te salga bien.

    Me gusta

  9. Aunque a veces me lleve alguna decepción sigo prefiriendo darle el beneficio de la duda a las personas… Algo bueno saldrá de esto, estoy seguro. Por cierto te vi por CIAP hace dos viernes, pero iba corriendo a un examen jajaja, saludos y estamos en contacto para cuando vengas de nuevo a Monterrey, ¡abrazo!

    Me gusta

  10. Tienes toda la razón! De eso estábamos platicando hace rato en la clínica, nunca debes de hacerle mal a nadie o tratarlos mal… Porque la vida da taaaaantas vueltas, que nunca sabes si te vas a volver a topar a esas personas. Gran ejemplo para todos Sergio, no dejarnos llevar por nuestras emociones momentáneas, siempre pensar más allá y con la cabeza fría.

    Me gusta

  11. Eres ejemplar Sergio, y pocas personas hay como tu y como el señor, y si “a la gente buena le va bien” lo compruebo todos los dias.

    Le gusta a 1 persona

  12. gran historia!!!
    es para reflexionar, de inicio cuánto confiamos en los demás
    y si le damos prioridad a lo material, que eso como dicen muchos viene y va…
    lo bueno es que no les paso nada y hay más gente buena,
    a seguir haciendo el bien!
    Saludos!!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: