Londres 2012 

Nunca me ha dado pena decirlo y no creo que pronto me vaya a dar… 

Más que el Super Bowl XLV que ganó Green Bay, el momento más especial de mi carrera, fue en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres.

El 27 de julio de 2012. 

Los cuatro enviados especiales de Multimedios y Milenio para las Olimpiadas, salimos de Monterrey el domingo 22 de julio. 

Hicimos escala en Dallas y de ahí volamos a Londres. 

Llegamos a Inglaterra a las 7 de la mañana del lunes 23 de julio. 

Mi cumpleaños.

Entre Monterrey y Londres hay siete horas de diferencia, entonces los tiempos eran perfectos. 

Demasiada “dioscidencia”. 

Justo a la hora que estaba aterrizando, estaba cumpliendo 24 años. 

Lo mejor. 

Pasamos los primeros días en Londres ubicándonos en la ciudad; El hotel, el metro, la Villa Olímpica, el Estadio, el Media Center, etc. y llegó la inauguración. 

24 años atrás exactamente, “mi abuelita del cielo”, la mamá de mi mamá, se estaba muriendo en Mexicali.

Por una combinación de la relación que mi mamá tenía con ella y todo lo que me siguen platicando de mi abuela, siempre la he sentido muy cerca. 

Creo totalmente que desde el principio ella ha sido una de mis estrellas. 

Cuando yo nací, ella estaba internada en el mismo hospital y a los cuatro días murió ahí. 

Te amo, ma. 

Entonces, la conexión era total en el Estadio Olímpico de Londres. 

Mis primeros Juegos Olímpicos. Esos que para mí empezaron el mero día de mi cumpleaños. La mejor experiencia de mi carrera profesional. Y justo en el aniversario luctuoso de “mi abuelita del cielo”. 

No había duda. Era el momento perfecto. Ella y toda mi familia estaban ahí conmigo.

Fue como si todos los fisicamente presentes, hubieran desaparecido. 

Por primera vez, me olvidé totalmente de la gente. 

Empezó a llover, de fondo escuchaba “What have you done today to make you feel proud?”, los Juegos Olímpicos estaban oficialmente inaugurados y empecé a llorar. 

Nunca me va a dar pena decirlo.

Lloré viendo hacia el cielo, dando gracias por el momento.

Por la experiencia. Por otro sueño vivido. Por todo lo que había pasado y por todo lo que iba a pasar.

Y espero siga pasando. 

Sirve mucho recordar esos momentos.

Dan fuerza. Alimentan. Empujan. Motivan. Incentivan. 

Y aquí, los jueves son buenos días para compartirlo y hacerlo. 

Gracias a todos los que han sido parte de esto y a los que me han acompañado en el camino.

Por eso, si tú crees en ti, yo voy a creer en ti. 

Hasta mañana,

SADW. 

 

7 Comments

Add yours →

  1. Juan Emilio Meléndez 19 noviembre, 2015 — 10:38 pm

    ¡Wow, Sergio! Cada día me impresiona más tu blog. No cabe duda que los tiempos de Dios son perfectos. No tengo duda que los Juegos Olímpicos son la mejor experiencia para alguien que trabaja en los medios de comunicación. Y sobre Londres 2012, que aunque lo vi por televisión, todavía se me enchina de emoción la piel al ver la inauguración. La parte de la Revolución Industrial, también conocida como “Pandemonium”, fue lo más espectacular de esa noche, y creo que la mejor representación que he visto en cualquier ceremonia de cualquier tipo. Saludos y felicidades por el blog, Sergio.

    Le gusta a 1 persona

  2. Debió ser difícil para ti recordar a tu abuela estando lejos de México y en tu cumpleaños pero bueno, estuviste en unos Juegos Olímpicos y esa experiencia es muy especial para un periodista deportivo como tú y no te culpo por no desaprovecharla, estoy seguro de que el próximo año te veremos en Río triunfando como sabes hacerlo y como lo has hecho desde que terminaste tu carrera, saludos y abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Primero Londres, sigue Río, luego Rusia y así nos seguimos con historias como esta hermano. Gracias por compartirnos una pequeña parte de lo que has hecho en tu trayectoria, que nos sirve mucho a los que nos queremos dedicar a esto del periodismo deportivo, para saber de verdad cuales son nuestros alcances. Tu quisiste y pudiste, ahora esta en nosotros querer para poder. Gracias por confiar en nosotros, que nosotros ya confiamos en ti brother.

    Abrazo, y quien quita y nos toca ir a Rusia juntos con ESPN amigo 😀 soñar no cuesta nada, lo que cuesta es lograrlo y hay que ir paso a paso brother.

    Buena vibra Sergio.

    Le gusta a 1 persona

  4. “La vida no se mide en minutos, se mide en momentos” o “La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento” Kevin Bisch.
    Y esta última de seguro te pasó al momento de ver la inauguración.
    Lo malo de todo esto es que tus “malagradecidos” amigos no se recordaban de tu cumpleaños, hasta que se los recordaste.
    Buen post. Hasta Mañana

    Le gusta a 1 persona

  5. Sergio Dipp, gracias por compartirnos historias como esas, y vaya que definitivamente Los tiempos de Dios son perfectos… 🙂 bueno, ahora se viene Río… 😉 gracias por creer en nosotros.. aquí seguimos creyendo y a la vez trabajando en esos sueños que mañana serán realidad. Buen día y simplemente Gracias…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: