Desde hoy 

“A toda marcha, a toda prisa, como escapando de algo.

Así he vivido, así he corrido, ahí están las medallas.

Primer lugar, hasta el final, pero al final no sé dónde estoy. No reconozco nada al rededor. 

Y queda la evidencia de que mis ojos nunca enfocaban lo que estaba cerca. 

Que de esta vida tan complicada, lo complicado lo traigo yo. Hoy reconozco, fuiste lo mejor.” 

———————————-

Exactamente así me sentía en el verano de 2013, unas semanas después de que llegué a la Ciudad de México y a ESPN. 

En ese entonces no escribía tanto como escribo hoy. Pero si lo hubiera hecho, hubiera escrito algo muy parecido a estas líneas de “Desde Hoy”.

Dentro de todo lo bueno que representaba cumplir la meta de mi vida a los 24 años, fueron días muy difíciles. De soledad. De mucha introspección. 

De detenerme a pensar. A reflexionar. A replantearme qué estaba haciendo y hacia dónde iba. 

En lo laboral, estaba en el mejor momento de mi vida. Pero en lo personal la estaba pasando mal. 

Sintiéndome muy solo. Exitoso, pero vacío. Avanzando, pero sin rumbo. 

Ese verano cumplí siete años fuera de mi casa. Lejos de la gente que más quiero. Alejándome de todo. Y con muchas dudas. 

¿Por qué quiero ser el mejor? ¿Qué estoy buscando? ¿A dónde voy? ¿A cambio de qué? ¿Cuánto años más? ¿Para qué?

El trabajo es muy importante. Nos hace sentir plenos, satisfechos y realizados. 

Pero no hay nada más importante que nuestra gente. 

Nuestra familia, nuestros verdaderos amigos y nuestra pareja.

Trabaja muy fuerte, te vas a sentir bien. Pero no te ovides de tu gente, ellos te harán sentir mejor. 

Fija bien tus ojos en la meta y camina hacia ella. No dejes de avanzar. Eventualmente vas a llegar. 

Pero no te olvides de disfrutar el camino. 

Ahí, encerrado en mi primer departamento en la Ciudad de México, una madrugada de septiembre de 2013, empezó #86mil400 en mi cabeza.

Gracias por ser parte.

Con el tiempo he confirmado que no hay mayor satisfacción que ayudar a los demás. 

Sigue trabajando, no te olvides de los tuyos y cambiemos el mundo.

Hasta mañana. 

SADW. 

7 Comments

Add yours →

  1. Y cambiemos el mundo! Si, este mundo necesita un cambio, empezando con nuestro alrededor.. Me encantò este post, me dejás pensando y con ganas de ser parte del cambio, de aportar algo, de avanzar, de afectar de manera positiva… Buenas noches Dipp!

    Le gusta a 1 persona

  2. César Domínguez 24 febrero, 2016 — 9:37 pm

    Excelente Dipp, siempre con la mente en el objetivo y eventualmente será nuestro! Sigue inspirando a muchos, hermano. Ya viste que ya tengo mi objetivo en las manos y ahora a mantenerlo ahí 😎😎😎😂😂😂 jajajaja abrazo grande Dipp y que siga la buena vibra!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Me mataste con esta gran frase, y tieeeenes toda la razón.

    “Trabaja muy fuerte, te vas a sentir bien. Pero no te olvides de tu gente, ellos te harán sentir mejor. ”

    Gracias, gracias.

    Hasta mañana.

    Posdata: el viernes viajo al sur de Chiapas, a ver al diablo Azul (F. Escamilla)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: