Cuando… sigue.

Todos los días pensando en esto.

Atrayéndolo.

Invocándolo.

Hablando de ello.

La motivación cada domingo a las 7 de la mañana.

Cuando quieres dormir.

Cuando quieres estar libre.

Cuando te guardas la noche previa.

Cuando no sales el fin de semana.

Cuando no hay plan.

Cuando te sientes solo.

Cuando te cuidaste.

Cuando te levantas.

Cuando te arreglas.

Cuando te rasuras.

Cuando pusiste cafe más dormido que despierto.

Cuando prendiste la regadera.

Cuando pensaste qué te ibas a poner, qué ibas a decir y qué ibas a hacer.

Cuando te levantaste más temprano para hacer más ejercicio.

Cuando tenías frío.

Cuando querías estar en otro lugar.

Cuando no tenías ganas de regresar.

Cuando te sentías cansado.

Cuando dormiste la noche previa en un avion.

Cuando la mayoría estaban dormidos.

Cuando todos lo ven como esparcimiento.

Cuando para ti es trabajo.

Cuando 5 minutos más.

Cuando vuelves a poner la alarma.

Cuando te levantas de la mesa en plena comida familiar.

Cuando te intentan tumbar.

Cuando no te saludan.

Cuando te malvibran.

Cuando te consumen la energía.

Cuando acabas muerto.

Cuando te quieres rendir.

Cuando dudan de ti.

Cuando dudas de ti.

Cuando no te entienden.

Cuando te retan.

Cuando te estresas.

Cuando quieres dejarlo todo.

Cuando quieres tirar la toalla.

Cuando aprietas la mandíbula.

Cuando cierras el puño.

Cuando te empujan.

Cuando te falta motivación.

Cuando esté obscuro.

Y cuando ya va a amanecer:

Sigue, no pares, no dudes, no aflojes.

Sigue, no lo pienses, no pierdas tiempo, no te relajes.

Sigue, no bajes la guardia, dale para adelante.

Sigue, saca el pecho, levanta la cara.

Sigue, respira, confía.

Sigue, compártelo, sácalo, no te lo guardes.

Sigue, desahoga, no lo acumules.

Sigue, suéltalo, recuerda tus inicios.

Sigue.

Siempre sigue.

Siempre al frente.

Siempre seguro.

Siempre siendo tú.

Esa es tu fortaleza.

Tu diferencia.

Tu fuerza.

Lo que te caracteriza.

Lo que te ha traído hasta aquí.

La razón por la que empezaste.

Ya estás encaminado.

Seguir, es lo único que necesitas.

Siempre seguir.

Haz lo tuyo.

Gózalo.

Siéntelo.

Atráelo.

Saboréalo.

Cierra los ojos y visualízalo.

Pídelo con todas tus fuerzas.

Haz que suceda.

Disfruta el proceso.

Es para ti.

Nadie podrá quitártelo.

Sigue, cada vez falta menos.

SADW.

4 Comments

Add yours →

  1. https://wp.me/s8H3k0-hunger te comparto esto que escribí, eres un ejemplo muy duro y eres el mejor en lo que haces, te admiro Dipp!

    Me gusta

  2. Motivador 🙂

    !Gracias!

    Me gusta

  3. Juan Antonio Mtz 5 marzo, 2019 — 7:26 pm

    Una joya… te escuche en el podcasts CHGN y gracias a eso llegue a tu blog.
    Transmites energía y motivas por tu forma de ver la vida, me identifico mucho con tu idea de siempre luchar y dar el máximo. Importante se difunda tu trabajo hermano, sabia de tu buen trabajo cómo comentarista deportivo, soy de Regio y reconozco tu buena carrera desde el inicio hasta ahora en ESPN. Pero este blog es una faceta que no te conocía y sin duda de gran calidad.

    Felicidades y espero verte en mas plataformas, tú podcasts sería un éxito.

    Saludos…

    Me gusta

  4. Motivador todo lo que escribes.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: