Dos mil veinte

Son exactamente las 7:59 pm, vengo volando de Marruecos a España.

Especificamente, de Marrakech a Sevilla.

Desde que leí el libro de ‘El Alquimista’ por primera vez, me dieron muchas ganas de conocer África.

Sobre todo, Marruecos.

Porque todo el libro de Paulo Coelho se desarrolla ahí.

Este año volví a leer ‘El Alquimista”, ahora lo he leído tres veces.

Este 2019 lo leí en un momento determinante.

Tenía tantas ganas de leerlo que lo terminé en una semana.

Me marcó. Otra vez.

Me recordó que hay que vivir nuestra leyenda personal.

Todos estamos aquí por alguna razón.

Todos tenemos algo específico que hacer.

Y tenemos que hacerlo. Tenemos que atrevernos. Tenemos que vivirlo.

Hoy estuve 8 horas en el aeropuerto de Marrakech esperando a que saliera mi vuelo.

Horas y más horas de retraso.

Y estuve pensando en mi año.

Y también en mi década.

En todo lo que ha pasado de Enero de 2010 a Diciembre de 2019.

Estuve buscando una foto del 2010 que estaba en Multimedios y tenía lista ya una foto de hace unos días en ESPN.

Las iba a subir a instagram con un título algo así como:

El inicio de mi década vs el final de mi década.

Pero era puro ego.

Puras ganas de reconocimiento.

Y afortunadamente, siento que he dejado de perseguir eso.

A veces me gana la batalla pero normalmente me retiro a tiempo de ese combate.

En fin.

Estuve pensando en lo que he aprendido en mi trabajo y quería compartirlo:

La gente siempre va a hablar.

Bien y mal.

Siempre van a opinar.

No puedes vivir tratando de complacerlos a todos.

No puedes trabajar buscando la aprobación de los demás.

Es demasiado desgastante, nunca será suficiente y vas a perder más de lo que vas a ganar.

Hay que bloquear el ruido.

Hay que enfocarse en uno.

Pensar sólo en los nuestros.

Intentar seguir siendo un orgullo para nuestros seres queridos.

Y si se puede, aportar algo.

Tratar de ser un ejemplo de alguna manera u otra.

Lo personal siempre será lo más importante.

No podemos perder de vista eso.

Lo profesional es clave pero no es lo más relevante.

De nada sirve tenerlo ‘todo’ si no tienes con quién compartirlo.

No te vuelvas loco.

No escuches todo lo que digan de ti.

Ni eres el mejor, ni eres el peor.

No vas a ganar ni perder siempre.

Aprende a callar. No vas a tener la razón todo el tiempo.

Ni te agrandes, ni te dejes.

No eres mejor, pero tampoco peor que los demás.

Busca tu felicidad.

Lo que sea que te haga feliz, hazlo.

Viajar, escribir, leer, tocar, ejercicio, comer, salir, tomar.

Lo que sea.

Sé feliz y deja que los demás hagan lo que quieran también.

No juzgues.

Que vivan todos.

Y no dejes que te afecten lo que no son felices.

Lo que digan de ti, dice más de ellos, que de ti.

Es la verdad.

Cada quien saca lo que lleva dentro.

Por eso, trata de devolver el mal con bien.

Por difícil que a veces sea.

No te dejes.

No te descuides.

Y no descuides a los tuyos.

Mantente cerca.

Mantente frío, humilde y agradecido.

Haz lo que te dé paz.

La paz está infravalorada. Todos deberíamos aspirar a ella.

Vive el momento. No hay nada más que esto.

Lo que está pasando ahorita.

Aquí.

Ahora.

No podemos cambiar el pasado.

Pero podemos trabajar para un mejor futuro.

Entonces, es hoy.

Disfruta más donde estés.

Piensa menos en las redes sociales.

Busca cumplir tus expectativas.

Lo que esperen los demás de ti, no te puede regir.

No dejes que se te metan a la cabeza.

No dejes que te tumben.

En el peor de los casos, que te motiven.

Pero tampoco vayamos por la vida queriendo callarle la boca a los demás.

No es sano.

No se trata de eso.

Está bien querer ganar, pero que sea por las razones correctas.

Por ti.

Por los tuyos.

Por algo bueno.

Y con buenas formas.

Qué está bien y qué está mal, es muy debatible.

Qué es correcto, incorrecto, bueno o malo: nadie sabe realmente.

Creo que se trata solamente de sentir.

De lo que se sienta bien.

De lo que te vibre en el momento.

No sé si ya me desvié del tema, pero ya son las 8 con 31 minutos.

Más de media hora volando, pensando y escribiendo.

Supongo que ya estamos sobrevolando Europa.

Me siento muy afortunado.

Quería conocer África y ya pasó.

Qué especial. Gracias Dios.

Ya saben que respeto a los que no crean.

Hay que tener fe.

En lo que sea, en quien sea, pero hay que creer.

Y dar gracias.

He llegado a la conclusión que entre más gracias damos, más bendiciones llegan.

Que entre menos pedimos, más cosas buenas pasan.

Hay que intentarlo todo, con todo. Y luego dejarlo todo. Soltarlo. Dejar que las cosas pasen.

Y siempre pasa lo que tiene que pasar.

Exactamente así.

A tiempo.

Ni más, ni menos, ni antes, ni después.

Hay que ser pacientes.

La paciencia es una virtud y el talento es una responsabilidad.

Gracias por este 2019 de renovación.

En el canal y en mi trabajo.

En lo anímico y en lo laboral.

Renovación y confirmación.

De lo que quiero y de lo que puedo hacer.

Gracias también por estos 10 años:

Que empezaron en Monterrey, con un cambio inesperado de planes que alguna vez compartiré.

Y que terminan llegando a Sevilla.

Celebrando ahí el Año Nuevo.

La llegada del 2020.

Qué locura, qué fortuna y qué bendición.

Eso sí: Nadie nos ha regalado nada.

Tenemos lo que tenemos porque nos lo ganamos. Porque lo trabajamos. Porque nos lo merecemos.

No es falta de humildad. Es mucho trabajo, mucha fe y mucha paciencia.

Nadie aquí regala nada.

Todos tenemos lo que nos merecemos.

Por cierto, ya apagaron las luces del avión.

Dicen que en máximo 10 minutos vamos a aterrizar.

Feliz 2020.

Que todo lo que quieras, pase.

Porque en verdad, todo puede pasar.

Todo.

Hasta lo que no te imaginas.

SADW.

2 Comments

Add yours →

  1. Una sacudida hasta la médula, leerte, como siempre. En este 2020, por favor…¡No pares🙌🏻! Saludos desde la Baja Norte🌵

    Me gusta

  2. Se te extraña Dipp.. Realmente eres bueno en lo que haces.
    Saludos nuevamente desde Alemania. Lejos de la familia, quien mejor que tú para entender ese sentimiento. Pero no lo olvido, alguna vez me comentaste “Grandes sacrificios, grandes recompensas. Gracias por eso y arriba el Atlas!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: